fbpx

“Rutas de Transformación Digital: El camino sin retorno para Transportistas PyMEs en México”

Evolución del sector Transporte PyME 

En la última década el sector transporte en México ha mostrado una tendencia clara: El transporte sólo es negocio cuando hay economía de escala. 

Esto se demuestra revisando la evolución del mercado en el que las pequeñas empresas y hombres-camión han perdido cuota de mercado, mientras las medianas y grandes flotas muestran un crecimiento sostenido. Otro dato, la edad promedio del parque vehicular de carga nacional supera ya los 17 años, mientras que en las grandes flotas no supera en ningún caso los 6 años. 

Pese al incremento en el tráfico de mercancías y distribución de última milla que trajo la crisis sanitaria del Covid19, sólo aceleró esta tendencia debido a la disminución de tarifas y la apertura del mercado a nuevos jugadores, por lo que los permisionarios pequeños y hombres-camión no pudieron aprovechar el momento. 

Estamos en la antesala de un fenómeno similar pero de proporciones mucho mayores que podría acabar con un sector importantísimo en la economía nacional por su derrama económica en la base de la pirámide y este es el Nearshoring.

El tamaño SÍ importa: Riesgos y amenazas para las flotas PyMe

Administrar flotas vehiculares para la distribución de bienes y servicios, es un complejo panorama de retos que incluyen la gestión de costos, el cumplimiento de normativas, la demanda de clientes que esperan entregas más rápidas y fiables a menores tarifas, pero sobre todo la compleja relación laboral con los operadores. La complejidad aumenta a medida que los clientes adoptan estándares de clase mundial por su integración a cadenas de suministro globales, mientras las PyMEs aún operan con procesos manuales para la gestión de sus operaciones logísticas. 

Los retos son los mismos para todos pero la capacidad de resolverlos depende de la cantidad de unidades porque se prorratean los costos y se permiten mayor apalancamiento:

1. Costos Operativos Elevados: El combustible, mantenimiento de vehículos, seguros y salarios de los conductores constituyen costos significativos.

2. Cumplimiento Normativo: Las regulaciones de transporte en México, incluidas las normas de seguridad y ambientales, requieren que las PyMEs destinen demasiado tiempo y recursos para asegurar el cumplimiento enfrentándose en muchos casos a corrupción. 

3. Ineficiencias Logísticas: La falta de visibilidad y control sobre las operaciones de transporte puede llevar a rutas ineficientes, tiempos de inactividad no planificados y una gestión deficiente del parque automotor, pero sobre todo a problemáticas derivadas de la falta de compromiso del personal.

4. Falta de Tecnología: Muchas PyMEs aún no han adoptado soluciones tecnológicas avanzadas para la gestión de flotas y logística, lo que las coloca en desventaja frente a competidores más grandes y tecnológicamente equipados.

5. Capacidad de Respuesta a la Demanda: Con un entorno de tasas elevadas y políticas restrictivas del crédito, la renovación de unidades termina siendo uno de los últimos temas a resolver, dado que además los clientes que pagan mejores tarifas exigen también plazos de crédito.

La Transformación Digital como Solución

Contrario a la lógica de que la tecnología está dañando al sector transporte, tal como un remedio homeopático, también puede ser el medio de su solución. 

La transformación digital es un proceso de adaptación a un nuevo entorno económico y social, y la logística ha sido uno de sus principales impulsores, sin embargo la adopción se ha mantenido restringida a grandes compañías que tienen la capacidad de soportar las enormes inversiones que requiere la innovación, hasta lograr el ROI esperado por sus accionistas.

Empresas como Amazon tienen la capacidad de establecer nuevos estándares de eficiencia logística gracias a su integración vertical, y como premio han podido explotar su ventaja competitiva los últimos años. Sin embargo, como toda tecnología una vez que se aprovecha el “descreme” del mercado, sigue la democratización para hacer accesible esas tecnologías, metodologías e infraestructura para el mercado masivo. En Fleetco sabemos que ese momento ha llegado.

 

Democratizar la Transformación Digital en el Transporte Terrestre

 

 

Las anteriores revoluciones tecnológicas se basaron en el vapor, la electricidad y la electrónica, la 4ta revolución industrial se construye a partir de la digitalización, esto es en otras palabras, de obtener, procesar y controlar los flujos de información.  

La transformación digital en el contexto del transporte se trata de re-imaginar y re-diseñar tanto los modelos de negocios como los flujos de trabajo para ser más eficientes, ágiles y centrados en el cliente. 

Los 4 elementos clave son:

    • Definir una estrategia adaptada a la realidad de la empresa y el mercado
    • Construir una cultura de trabajo orientada a la responsabilidad autodeterminada (accountability) 
    • Adaptar y automatizar procesos y métodos de trabajo
    • Adoptar tecnologías adecuadas a los objetivos de la empresa para lograr el ROI

Los proveedores que como Fleetco, fomentamos la transformación digital incluimos nuevos modelos comerciales que facilitan a nuestros clientes el avance por su ruta de transformación digital, como son entre otros:

    • SaaS: Software como servicio en el que asumimos los costos de actualización y mejora mientras nuestros clientes pagan por el uso.
    • Renting: Similar al leasing pero que incluye los servicios colaterales como accesorios,   instalación, mantenimiento y reposición de bienes muebles como equipo de cómputo o dispositivos 
    • Edtech: Son plataformas de capacitación que reducen la curva de adopción tecnológica a pesar de la rotación laboral
    • Coaching y onboarding: Servicios de consultoría y acompañamiento durante la implementación que facilitan la adopción tecnológica

¿Cuáles son las tecnologías clave en la transformación digital del transporte?

1. Internet de las Cosas (IoT): Multitud de dispositivos conectados a internet permiten la recolección de datos en tiempo real de vehículos y cargamentos, con gran variedad de sensores lo que facilita además del seguimiento permanente, el control operativo a distancia.

2. Big Data,  Análitica e Inteligencia Artificial (AI): Recopilar, almacenar y procesar grandes volúmenes de datos puede revelar patrones y tendencias, particularmente en relación con el comportamiento humano y las interacciones entre sistemas complejos. Estas tecnologías ofrecen análisis predictivos y prescriptivos para optimizar rutas, mantenimiento preventivo y gestión de inventario.

3. Plataformas de Gestión de Flotas: Pese a que el GPS tiene más de 30 años como herramienta para flotas, el uso de la geolocalización y telemetría han permitido el desarrollo de soluciones de software que integran funciones como rastreo de vehículos, despacho, planificación de rutas, monitoreo automatizado, cumplimiento normativo, cálculo de liquidaciones y gestión de mantenimiento basada en datos.

4. Plataformas: Sistemas colaborativos que facilitan las relaciones entre clientes y proveedores, y permiten lograr eficiencias acumuladas, reduciendo movimientos de vacío así como potenciar las ventas en línea.

Ruta de Transformación Digital

La ruta de transformación digital es una metodología basada en metodologías ágiles que ayuda a las empresas a diseñar una estrategia a partir de un diagnóstico de madurez digital, que identifica los objetivos que sean alcanzables en el menor tiempo posible, lo que refuerza el propósito de cambio en el equipo y en la alta dirección. De esta manera se identifican los cuellos de botella que impiden resultados, para a partir de su eliminación pasar al siguiente cuello de botella, reduciendo el estrés que generan planes largos. 

Algunas herramientas aplicables en la mayoría de los casos son las siguientes:

– Optimización de Rutas: La inteligencia artificial (AI) puede reducir significativamente los tiempos de viaje, kilómetros de vacío y el consumo de combustible al calcular las rutas más eficientes en tiempo real.

– PoD: El registro de evidencias como pruebas de entrega está acelerando los procesos administrativos y la gestión de pedidos, fortaleciendo la satisfacción del cliente.

-Monitoreo automatizado: La AI también está resolviendo problemas de monitoreo y control durante el viaje, calculando el ETA, temperatura y otros factores permitiendo al personal de monitoreo enfocarse en actividades de mayor valor agregado para las empresas.

– Mantenimiento Predictivo: Con el uso de sensores IoT y análisis predictivo, las PyMEs pueden prever fallos en los vehículos antes de que ocurran, reduciendo así el tiempo de inactividad y los costos asociados.

– Integración de la Cadena de Suministro: Cuando clientes y proveedores comparten información entre sus sistemas de gestión (ERP, CRM, SCM, TMS, FMS etc) se logra la construcción de TORRES de CONTROL LOGÍSTICO que ofrecen completa visibilidad de la demanda, automatizar el flujo de información desde el pedido, la gestión de inventarios, las entregas y el proceso documental para maximizar la eficiencia.

El futuro del transporte

El desarrollo tecnológico seguirá acelerando en los próximos años, retando al sector con vehículos autónomos y eléctricos, robotización, AI y otras tecnologías que aún hoy no podemos imaginar; sin embargo las barreras que ralentizarán su adopción general seguirán siendo las políticas públicas, la resistencia cultural, las alternativas financieras y la infraestructura. Aún en este escenario si los cambios se dan en 5 o 10 años las empresas que sobrevivan y prosperen serán las que comiencen su ruta de transformación digital hoy mismo.

Evolución del sector Transporte PyME 

En la última década el sector transporte en México ha mostrado una tendencia clara: El transporte sólo es negocio cuando hay economía de escala. 

Esto se demuestra revisando la evolución del mercado en el que las pequeñas empresas y hombres-camión han perdido cuota de mercado, mientras las medianas y grandes flotas muestran un crecimiento sostenido. Otro dato, la edad promedio del parque vehicular de carga nacional supera ya los 17 años, mientras que en las grandes flotas no supera en ningún caso los 6 años. 

Pese al incremento en el tráfico de mercancías y distribución de última milla que trajo la crisis sanitaria del Covid19, sólo aceleró esta tendencia debido a la disminución de tarifas y la apertura del mercado a nuevos jugadores, por lo que los permisionarios pequeños y hombres-camión no pudieron aprovechar el momento. 

Estamos en la antesala de un fenómeno similar pero de proporciones mucho mayores que podría acabar con un sector importantísimo en la economía nacional por su derrama económica en la base de la pirámide y este es el Nearshoring.

El tamaño SÍ importa: Riesgos y amenazas para las flotas PyMe

Administrar flotas vehiculares para la distribución de bienes y servicios, es un complejo panorama de retos que incluyen la gestión de costos, el cumplimiento de normativas, la demanda de clientes que esperan entregas más rápidas y fiables a menores tarifas, pero sobre todo la compleja relación laboral con los operadores. La complejidad aumenta a medida que los clientes adoptan estándares de clase mundial por su integración a cadenas de suministro globales, mientras las PyMEs aún operan con procesos manuales para la gestión de sus operaciones logísticas. 

Los retos son los mismos para todos pero la capacidad de resolverlos depende de la cantidad de unidades porque se prorratean los costos y se permiten mayor apalancamiento:

1. Costos Operativos Elevados: El combustible, mantenimiento de vehículos, seguros y salarios de los conductores constituyen costos significativos.

2. Cumplimiento Normativo: Las regulaciones de transporte en México, incluidas las normas de seguridad y ambientales, requieren que las PyMEs destinen demasiado tiempo y recursos para asegurar el cumplimiento enfrentándose en muchos casos a corrupción. 

3. Ineficiencias Logísticas: La falta de visibilidad y control sobre las operaciones de transporte puede llevar a rutas ineficientes, tiempos de inactividad no planificados y una gestión deficiente del parque automotor, pero sobre todo a problemáticas derivadas de la falta de compromiso del personal.

4. Falta de Tecnología: Muchas PyMEs aún no han adoptado soluciones tecnológicas avanzadas para la gestión de flotas y logística, lo que las coloca en desventaja frente a competidores más grandes y tecnológicamente equipados.

5. Capacidad de Respuesta a la Demanda: Con un entorno de tasas elevadas y políticas restrictivas del crédito, la renovación de unidades termina siendo uno de los últimos temas a resolver, dado que además los clientes que pagan mejores tarifas exigen también plazos de crédito.

La Transformación Digital como Solución

Contrario a la lógica de que la tecnología está dañando al sector transporte, tal como un remedio homeopático, también puede ser el medio de su solución. 

La transformación digital es un proceso de adaptación a un nuevo entorno económico y social, y la logística ha sido uno de sus principales impulsores, sin embargo la adopción se ha mantenido restringida a grandes compañías que tienen la capacidad de soportar las enormes inversiones que requiere la innovación, hasta lograr el ROI esperado por sus accionistas.

Empresas como Amazon tienen la capacidad de establecer nuevos estándares de eficiencia logística gracias a su integración vertical, y como premio han podido explotar su ventaja competitiva los últimos años. Sin embargo, como toda tecnología una vez que se aprovecha el “descreme” del mercado, sigue la democratización para hacer accesible esas tecnologías, metodologías e infraestructura para el mercado masivo. En Fleetco sabemos que ese momento ha llegado.

 

Democratizar la Transformación Digital en el Transporte Terrestre

 

 

Las anteriores revoluciones tecnológicas se basaron en el vapor, la electricidad y la electrónica, la 4ta revolución industrial se construye a partir de la digitalización, esto es en otras palabras, de obtener, procesar y controlar los flujos de información.  

La transformación digital en el contexto del transporte se trata de re-imaginar y re-diseñar tanto los modelos de negocios como los flujos de trabajo para ser más eficientes, ágiles y centrados en el cliente. 

Los 4 elementos clave son:

    • Definir una estrategia adaptada a la realidad de la empresa y el mercado
    • Construir una cultura de trabajo orientada a la responsabilidad autodeterminada (accountability) 
    • Adaptar y automatizar procesos y métodos de trabajo
    • Adoptar tecnologías adecuadas a los objetivos de la empresa para lograr el ROI

Los proveedores que como Fleetco, fomentamos la transformación digital incluimos nuevos modelos comerciales que facilitan a nuestros clientes el avance por su ruta de transformación digital, como son entre otros:

    • SaaS: Software como servicio en el que asumimos los costos de actualización y mejora mientras nuestros clientes pagan por el uso.
    • Renting: Similar al leasing pero que incluye los servicios colaterales como accesorios,   instalación, mantenimiento y reposición de bienes muebles como equipo de cómputo o dispositivos 
    • Edtech: Son plataformas de capacitación que reducen la curva de adopción tecnológica a pesar de la rotación laboral
    • Coaching y onboarding: Servicios de consultoría y acompañamiento durante la implementación que facilitan la adopción tecnológica

¿Cuáles son las tecnologías clave en la transformación digital del transporte?

1. Internet de las Cosas (IoT): Multitud de dispositivos conectados a internet permiten la recolección de datos en tiempo real de vehículos y cargamentos, con gran variedad de sensores lo que facilita además del seguimiento permanente, el control operativo a distancia.

2. Big Data,  Análitica e Inteligencia Artificial (AI): Recopilar, almacenar y procesar grandes volúmenes de datos puede revelar patrones y tendencias, particularmente en relación con el comportamiento humano y las interacciones entre sistemas complejos. Estas tecnologías ofrecen análisis predictivos y prescriptivos para optimizar rutas, mantenimiento preventivo y gestión de inventario.

3. Plataformas de Gestión de Flotas: Pese a que el GPS tiene más de 30 años como herramienta para flotas, el uso de la geolocalización y telemetría han permitido el desarrollo de soluciones de software que integran funciones como rastreo de vehículos, despacho, planificación de rutas, monitoreo automatizado, cumplimiento normativo, cálculo de liquidaciones y gestión de mantenimiento basada en datos.

4. Plataformas: Sistemas colaborativos que facilitan las relaciones entre clientes y proveedores, y permiten lograr eficiencias acumuladas, reduciendo movimientos de vacío así como potenciar las ventas en línea.

Ruta de Transformación Digital

La ruta de transformación digital es una metodología basada en metodologías ágiles que ayuda a las empresas a diseñar una estrategia a partir de un diagnóstico de madurez digital, que identifica los objetivos que sean alcanzables en el menor tiempo posible, lo que refuerza el propósito de cambio en el equipo y en la alta dirección. De esta manera se identifican los cuellos de botella que impiden resultados, para a partir de su eliminación pasar al siguiente cuello de botella, reduciendo el estrés que generan planes largos. 

Algunas herramientas aplicables en la mayoría de los casos son las siguientes:

– Optimización de Rutas: La inteligencia artificial (AI) puede reducir significativamente los tiempos de viaje, kilómetros de vacío y el consumo de combustible al calcular las rutas más eficientes en tiempo real.

– PoD: El registro de evidencias como pruebas de entrega está acelerando los procesos administrativos y la gestión de pedidos, fortaleciendo la satisfacción del cliente.

-Monitoreo automatizado: La AI también está resolviendo problemas de monitoreo y control durante el viaje, calculando el ETA, temperatura y otros factores permitiendo al personal de monitoreo enfocarse en actividades de mayor valor agregado para las empresas.

– Mantenimiento Predictivo: Con el uso de sensores IoT y análisis predictivo, las PyMEs pueden prever fallos en los vehículos antes de que ocurran, reduciendo así el tiempo de inactividad y los costos asociados.

– Integración de la Cadena de Suministro: Cuando clientes y proveedores comparten información entre sus sistemas de gestión (ERP, CRM, SCM, TMS, FMS etc) se logra la construcción de TORRES de CONTROL LOGÍSTICO que ofrecen completa visibilidad de la demanda, automatizar el flujo de información desde el pedido, la gestión de inventarios, las entregas y el proceso documental para maximizar la eficiencia.

El futuro del transporte

El desarrollo tecnológico seguirá acelerando en los próximos años, retando al sector con vehículos autónomos y eléctricos, robotización, AI y otras tecnologías que aún hoy no podemos imaginar; sin embargo las barreras que ralentizarán su adopción general seguirán siendo las políticas públicas, la resistencia cultural, las alternativas financieras y la infraestructura. Aún en este escenario si los cambios se dan en 5 o 10 años las empresas que sobrevivan y prosperen serán las que comiencen su ruta de transformación digital hoy mismo.

Otros contenidos

Nearshoring:¿la oportunidad perdida?

La respuesta al dilema de los permisionarios no es solo la adopción de alguna tecnología por sí misma, sino la implementación de soluciones digitales acordes a cada etapa en la curva de madurez de la empresa, y esto implica una transformación cultural en la organización.

Read More »
Análisis en profundidad
jorge.garcia@innoteca.mx

¿Qué Es LaDigitalización Del Transporte?

Las cadenas de suministro exigen transparencia en tiempo real, cada mercancía, contenedor, vehículo, persona y espacio que participa en el flujo de bienes, genera datos relevantes para el logro de objetivos de tiempo, volumen y costo.

Read More »